Premio nacional al acto destacado dentro de la jornada laboral 2018: Florencio García Izquierdo

23-10-2018
0 Commentarios

El pasado miércoles Florencio García Izquierdo recogió el "Premio Nacional al acto destacado acontecido dentro de la jornada laboral 2018", en los Premios Operarios de Limpiezas 2018 organizados por AFELIN y Kärcher, con motivo de la celebración del agradecimiento al operario de limpieza.

Como ya os contamos en esta noticia (link) hubo un suceso este verano en una de las plataformas en las que damos servicio, en la que los daños tanto materiales como personales fueron mínimos gracias a la actuación de Florencio, operario de limpieza en Grupo Alarcón. No quisimos perder la oportunidad de que a nivel nacional en el sector, se le reconociera tal acto de valentía y valor, y por ello presentamos su candidatura a dicho premio.

A continuación compartimos la memoria que presentamos en su nombre.

"Florencio es un hombre que emana tranquilidad, discreto, muy educado… de esas personas grandes que hay que descubrir en las distancias cortas, porque en las largas pasan desapercibidas.

Empezó en Grupo Alarcón en febrero de 2015 como limpiador de una nave logística en Mejorada del Campo, venía de ser pastelero durante más de 15 años, pero con la crisis se quedó sin trabajo, y tuvo que buscar alternativas para sacar adelante a su familia.

Romilio Valencia, gestor del servicio, dice de él que es muy trabajador, responsable y comprometido en su trabajo… y después del suceso del día 28 de julio, todo un héroe.

Era su último sábado antes de las vacaciones de verano, alrededor de las 18:00h., realizaba el descanso de la merienda con un compañero, cuando les alertaron de que había humo proveniente de las escaleras de emergencia. Cuando salieron del comedor ya había humo en el pasillo y rápidamente saltaron las señales acústicas y luminosas para avisar de la evacuación del personal.

Lejos de ir a la zona segura, como el resto de las 70 personas que aproximadamente trabajan en la nave, decidió actuar directamente para evitar que el fuego se propagase.

El punto de ignición, aun estando fuera de la nave, estaba muy cerca de la fachada, en las escaleras de incendios. Lo primero que se le ocurrió fue apartar la maquinaria lejos de la fachada, por si el fuego se extendía, que no las dañara.

Cuenta que después se puso el “sistema de respiración autónoma” aunque no lo consiguió activar, y junto con un compañero, tomaron los extintores para intentar apagar el foco… pero no era suficiente.

El humo subía por la fachada exterior, y decidieron usar las bocas de incendio. Nos relata que por la intensidad del momento no se dio cuenta de que las había en el exterior, y por ello, tuvieron que ir subiendo las escaleras, rompiendo los cristales, y empalmando manguera tras manguera hasta que consiguieron llegar hasta el exterior desde una toma interior.

Con el agua, mojando la fachada, consiguió tenerlo controlado y que no entrara al interior. Su objetivo era evitar que el fuego llegara al interior ya que las baterías que había en el interior eran explosivas.

Nos ha contado que fueron 20 minutos hasta que los bomberos se presentaron, pero que fueron tan intensos, que le parecieron eternos.

Ante las preguntas de si le temblaron las piernas en algún momento, de si fue consciente al día siguiente de lo que había hecho, responde que no, que en el momento no pensó, simplemente actuó, y que del día siguiente lo único que recordaba eran las agujetas de los brazos.

Ni las palabras de admiración de Romilio Valencia (Gestor de servicio), ni las de Silvia Casás (directora de operaciones de Grupo Alarcón), ni los agradecimientos del gerente de la plataforma logística han hecho que valore su actuación.  

  • ¿Y qué te dijo tu hijo cuando se lo contaste?
  • Nada, no se lo he contado, no creo de verdad que sea para tanto…

De pequeño quería ser bombero, incluso estudió y aprobó las oposiciones, pero no consiguió plaza…

La vida le llevó hasta ese 28 de julio. Afortunadamente tanto el personal del cliente, como el nuestro y el de las otras subcontratas no resultó herido, llevando a cabo entre todos un desalojo modélico.

El incendio pudo haber sido de consecuencias incalculables, pero gracias a la intervención de Florencio, que canalizó la puesta a salvo del personal de almacén y a su intervención con los sistemas antiincendios, pudo evitar que el fuego se propagara a otras estancias, dejándolo focalizado en una zona concreta.

Según el informe de los bomberos cada uno de sus actos fueron claves para controlar el fuego, evacuar el almacén y que solo hubiera daños materiales menores.

Personas-héroes como él, con esa humildad y calidad humana hacen que este mundo sea mejor."

En el acto celebrado en las oficinas centrales de Kärcher en Madrid, en presencia de Fernando Resino (Gerente de Grupo Alarcón) y Silvia Casás (Directora de Operaciones), recogió el premio de una aspiradora de Kärcher (patrocinador del evento) en manos de Jesús Martín (Vicepresidente 1º de AFELIN y Presidente de AELMA). 

Queremos agradecer y felicitar una vez más la acción de Florencio, gracias a la cual un accidente con posibles daños incalculables, quedó en una simple anécdota, poniendo en valor su valentía, sin importarle el riesgo que corría, y la humildad demostrada en todo lo referido al acto.

Es un orgullo contar con personas como Florencio en el equipo de Grupo Alarcón.